¡BIENVENIDO A LA FAMILIA!

fotografo de bodas madrid, boda en chinchon, fotografía original, reportajes fotográficos

Tal vez me alargue un poco dejando que se me hinche el pecho hablando de Charly, aquel adolescente que conocí hará algo más de 15 años y que derrochaba simpatía por cada poro, noches de risas y Rock´n´Roll en todas sus vertientes. Ciertamente y por circunstancias de la vida, nuestros caminos fueron separándose, el factor geográfico y laboral también tuvo algo que ver; no obstante, en cantidad de conciertos hemos podido coincidir. Recuerdo uno en particular hace aproximadamente unos tres o cuatro años en la sala Twister de Leganés donde, cuando bajé del escenario y nos encontramos nuevamente y tras la felicitación por el concierto y durante la breve actualización de nuestras vidas, me presentó a una chica de dulce sonrisa a la voz de “bueno, ésta es Marta: mi chica”. En aquel momento fue todo muy rápido dada la situación postconcierto, saludos varios, cambiarse de ropa, recoger instrumentos… ¡agua por favor!

Coincidimos en más ocasiones y en condiciones más que similares, pero sin presentación, se quedaba en un “-¿conoces a Marta? -Sí, de aquel concierto… -¡Ah, es verdad! ¡jejejeje!”. Desde ahí hemos podido mantener el contacto a base de “likes” en distintas redes sociales, lo cual nos hacía saber de manera indirecta que todo va bien.

Fue gracias a una de éstas redes (que no diré el nombre, pero si te descuidas te quedas pegado a la pantalla igual que se te pega la cara a un buen libro), que hace unos meses recibí un mensaje en el que me preguntaba algo así como “tú hacías fotos de boda, ¿verdad?”. Bueno, ahí ya me emocioné de sobremanera, ¡Charly iba a dar el SÍ!

En el momento en que nos reunimos para que nos fueran contando qué tenían en mente ya nos sorprendieron, ¡no podía ser de otra forma conociendo a ésta pareja! el motivo fue muy sencillo: querían organizar un combate medieval, pues uno de los hermanos de Marta pertenece al club deportivo Bohurt La Mancha (https://www.facebook.com/BohurtLaMancha/?fref=ts). Tengamos en cuenta que la boda se celebraría en Chinchón, conque el emplazamiento dio juego para que Victor Perezagua en los mandos del equipo de vídeo y yo a las fotos, hiciéramos nuestra magia.

Llegado el día de la celebración nos presentamos en primer lugar en la habitación donde el novio se estaba preparando para comenzar a captar las emociones que comenzaban a brotar en esos instantes junto a su familia, una habitación minimalista y un luminoso patio fue donde realizamos la sesión de sus preparativos. Tras la visita al novio, le tocó el turno a Marta, quien encontramos aparentemente tranquila en la habitación junto a su cuñada y donde más adelante se unirían hermanos, sobrinos, padres… ¡nadie se lo quería perder! Nos volvió a sorprender una vez más, cuando vimos el precioso vestido con el velo que acompañaba a la cola desde el hombro y su magnífico ramo.

Una vez terminados los preparativos, nos dispusimos a ir captando a los amigos y familia de ésta divertida pareja hasta que comenzó la ceremonia. Fue un acto civil donde el color blanco dominaba el patio de la finca, donde se realizó uno de los ritos más divertidos de los que he estado, un gran maestro de ceremonias. También hubo momentos emotivos, de hecho incluso a los tipos más duros del círculo de la pareja les comenzaron a brotar lágrimas, uno de los más significativos fue durante la lectura que realizó la tía de Charly.

Según terminó la ceremonia y la pertinente avalancha de pétalos, burbujas, besos y abrazos, nos separamos de la muchedumbre para realizar una pequeña sesión de recién casados aprovechando la finca y sus preciosas vistas, y así poder volver para que nuestros chicos aprovechasen el cóctel junto a los suyos. Ya con los invitados y sus estómagos contentos, disfrutamos de lo que el Equipo Impresium estuvo esperando ansiosamente: EL COMBATE MEDIEVAL. Un momento espectacular durante el que David (hermano de la novia) y su compañero de equipo hicieron hambre para aprovechar con creces el banquete 😉

Debo especificar que no se trató de una simulación, los golpes eran reales al igual que las armaduras, eso sí, las espadas sin filo.

Mientras los valerosos combatientes se cambiaban, continuamos con el final del cóctel y fuimos entrando al salón donde se celebró el banquete, una cena rápida con una sobremesa hasta el baile un poco larga, pero donde en ningún momento pudimos dejar de ver a los invitados pasarlo en grande.

La feliz pareja inauguró el baile con una preciosa coreografía que prepararon de forma autodidacta, con la atenta mirada de sus allegados. Ya con el gentío más que animado dimos comienzo a la hora del Photocall, que con todo el atrezzo que llevamos, fue la guinda sobre la guinda del pastel. En ésta ocasión no pude negarme y hacer un posado junto a Charly como gratitud por el gran día que nos regalaron a todos.

Por favor, no cambiéis nunca chicos, ¡MUCHAS FELICIDADES CHARLY Y MARTA! (¡nos vemos en las bodas de plata?)


impresium

One thought on “¡BIENVENIDO A LA FAMILIA!

  1. Charly says:

    Waaaau! Increíble resumen de ese día! Y mejor resumen en imágenes!
    Por cierto me he transportado a ese concierto, a los días de instituto y al resto de momentazos de la boda.
    Muchas gracias, crack!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *